INSEGURIDAD

Cuatro sospechosos se salvaron de ser linchados por los habitantes de Píntag

Los habitantes de la parroquia Píntag, al sureste de Quito, golpearon a cuatro personas que supuestamente asaltaban locales en el sector. La intensión era darles un escarmiento, pues habrían sido confundidos con presuntos vacunadores.

Los hombres contaron a la Policía que recientemente habían salido de forma voluntaria de un centro de rehabilitaciónde alcohol y drogas. Esto habría exaltado a la población que trató de hacer justicia por sus propios medios, según contó a Ecuavisa Steven Guanoluisa, jefe del subcircuito Píntag.

Policías resultaron afectados

Cerca de 20 uniformados acudieron al barrio San Alonso para evitar que los cuatro hombres fueran quemados. Pero en el incidente, varios uniformados también salieron afectados. Dos presentaron heridas leves luego de que la población les lanzara piedras y palos. Tres patrulleros también registraron daños.

«Nunca se les ha visto por aquí», explicó a Ecuavisa una de las vecinas. Y explicó que la reacción de los ciudadanos se debió, además, a la actitud sospechosa de los cuatro hombres, pues «andaban merodeando por las calles».

Algunos habitantes de la parroquia cuestionaron el accionar de los vecinos

«Son reacciones que, si bien es cierto, no se justifican, sí se entienden por todo lo que se está viviendo. La gente estaba bastante asustada», contó una moradora del sector. 

La parroquia rural de Píntag está conformada por 38 barrios.

Fuente: Ecuavisa

Camila Becerra

Periodista egresada de la Universidad Central del Ecuador, soy locutora de radio, reportera de noticias y redactora del portal web Cero Latitud

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *