INSEGURIDAD

Militares encontraron una villa VIP en la cárcel de Cotopaxi

Esta villa VIP tiene seis celdas, con baños privados y sistema de conexión de Internet, y no consta en los planos de construcción. Aquí habrían vivido políticos como Jorge Glas, y líderes de organizaciones criminales.

Trabajos de inteligencia militar permitieron identificar una villa VIP en la cárcel de Cotopaxi, la cual está ubicada lejos de los pabellones, pero a pocos pasos de la cocina.

Dentro de este lugar hay 6 celdas, cada una con baño privado, conexiones de internet y teléfono, en medio hay un patio.

Los militares pudieron ingresar a esta estructura por primera vez el 14 de enero, luego de la intervención a esta prisión, considerada una de las más peligrosas del país.

«Inteligencia rompió candados, al principio pensábamos que era una instalación de agua potable, sin embargo, a lo que ya ingresamos vimos que eran celdas», relató un miembro de las Fuerzas Armadas.

La estructura no consta en los planos que se usaron para la construcción de todo el complejo carcelario. Insólitamente, en las paredes esta pegado el tarifario del costo de las llamadas al exterior y en la parte de atrás está el cuarto de comunicación con 12 cables.

Pese al problema de abastecimiento y el colapso del sistema de agua potable que sufre la cárcel de Cotopaxi, estas celdas privilegiadas tenían sus propios tanques con instalaciones para agua caliente.

También cuenta con parqueadero privado y un cerco eléctrico solo para la villa. Incluso está ubicada a 30 metros de una de las torres de seguridad, que era dominada por los presos.

Los militares presumen que fue levantada entre los años 2019 y 2020 pero aún investigan quién la mandó a construir y quienes vivieron allí.

«Algún vicepresidente, viceministros, ministros, políticos o pueden ser también líderes criminales», comentó un militar.

En los chats revelados del caso Metástasis, se menciona que el narco Leandro Norero, quien también estuvo recluido en este centro penitenciario, dijo que quería los mismos privilegios que Jorge Glas.

En enero de 2019, cerca de esa zona, Televistazo grabó al exvicepresidente Jorge Glas, condenado por asociación ilícita en el caso Odebrecht, quien ingresó al reclusorio el 21 de octubre de 2018.

El equipo de Ecuavisa pudo observar como caminaba por el sector libremente. Se sabe también que el exmandatario contaba con una dieta especial.

Según la investigación militar no solo Glas caminaba sin restricciones. Dentro de los pabellones, tanto de mínima, mediana y máxima seguridad, los cabecillas de las mafias, eran los que decidían donde se alojaba cada uno de los presos. Los militaron encontraron que varios no se encontraban donde la justicia les asignó.

Durante la visita de Televistazo a la prisión acudimos a las oficinas del SNAI para hablar con el director de la cárcel, pero indicaron que no tenía autorización para dar entrevistas.

Actualmente, en este centro penitenciario continúa la reubicación de los reos, de acuerdo a su grado de peligrosidad.

Fuente: Ecuavisa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *